Reembolso

App Store iOS

 

1. En primer lugar, desde un PC-Windows o OS X con iTunes instalado, tendremos que dirigirnos a la App Store y loguearnos.

2. Una vez nos hayamos logueado, tendremos que ir hasta "Tu cuenta", en el apartado Enlaces en la barra derecha de la ventana. iTunes nos obligará a volver a introducir la contraseña de nuestra cuenta de Apple ID por seguridad.

3. En este momento tendremos ante nosotros toda la información de nuestra cuenta de iTunes. Dejando todas las opciones a un lado nos dirigiremos directamente hacia el historial de compras. Aquí veremos todo lo que hemos comprado con esta Apple ID desde la creación de la cuenta hasta ahora. Recuerda que la devolución tan sólo tendremos 14 días para la devolución de la compra desde la recepción del recibo en nuestro email. 

4. Seleccionaremos la compra que queremos devolver y automáticamente se nos llevará a una web externa donde encontraremos un formulario con las diferentes opciones que tenemos para devolver la compra. Seleccionamos "Quiero cancelar esta compra" y listo, así podremos reembolsar aplicaciones en App Store.

 

Play Store Android

 

Desde un dispositivo

* Tan sólo tendremos que ir a la ficha de la aplicación comprada y pulsar en obtener reembolso. Si ha pasado esas 2 horas, este botón desaparecerá dejando tan sólo la posibilidad de desinstalar.               

 

Desde un navegador de escritorio

1. En primer lugar tendremos que acceder a nuestra cuenta de Google Play a través del navegador web desde el que estemos, ya sea en PC-Windows o OSX. 

2. Una vez dentro de la cuenta tendremos que ir hasta la configuración de la misma (la rueda dentada clásica) y pulsar en el historial de pedidos "Mis pedidos". Una vez allí veremos todas las aplicaciones compradas u obtenidas en caso de ser gratuitas. 

 

 

3. Pasaremos el cursor sobre la aplicación a devolver para ver un nuevo menú contextual donde seleccionaremos la opción Informar de un problema. Aquí podremos solicitar el reembolso de la aplicación aunque tendremos que escribir el motivo de la misma. Con tan sólo indicar que esta aplicación o videojuego ha sido comprado de forma accidental o no cumple con nuestras expectativas debería bastar.